a

Belleza Y Armonía En Mente, Cuerpo y Alma

El ser humano siempre esta en la conquista de ese equilibrio perfecto entre mente, cuerpo y alma, por ello ha creado filosofías y estilos de vida que puedan responder a esa necesidad  de sentirse pleno y seguro de si mismo.

 

Harmony  consulto dos especialista que te llevarán por el camino del  yoga  y la espiritualidad, para complementar  cualquier tratamiento de belleza. 

 

El yoga surge como una doctrina filosófica hindú, que data del siglo segundo  antes de Cristo, que se basa en la práctica de ejercicios que procuran  la perfección espiritual, el éxtasis, la contemplación y la inmovilidad absoluta, para llegar al estado perfecto, dotes que le atribuye el sabio indio Patañjali, fundador de esta filosofía de vida.

 

Según el Dr. José Luis Manzano, especialista en   la práctica  regular de estos homeopatía suaves ejercicios nos ayudan a superar sin grandes sobresaltos los cambios biológicos inevitables por los que atravesamos: niñez, adolescencia, madurez, adultez mayor, manteniéndonos en cualquiera de estas edades en un optimo estado de salud.

 

La posición de Cobra, invertida, de árbol, la de loto, con la postura de relajación instalan en nuestro cuerpo y mente  cambios sutiles en la química de la sangre y en el sistema nervioso, de donde espontáneamente brota de nuestra personalidad un magnetismo agradable, una simpatía natural y firme amabilidad.

 

Resulta cierto afirmar que el ser humano “se convierte en aquello en lo que más piensa”, Cuando practiquemos esta disciplina durante un tiempo considerable, podremos ser testigos inicialmente de cambios de actitud que con seguridad se notarán en nuestro entorno (hogar, oficina, etc),  luego se podrán ver reflejados en nuestro cuerpo y desempeño físico.

 

Actrices, modelos, profesionales, científicos, amas de casa, estudiantes,  en fin un sinnúmero de personas se benefician de su sencilla práctica. Quince a veinte minutos bastan para obtener resultados visibles. El Dr. José Luis nos recuerda que el yoga es como una semilla que puede desarrollar nuestro potencial real: un ser humano mejor, bello, fuerte, sano de mente ágil, casi inmune a las infecciones, intuitivo,  creativo, serenamente activo y activamente sereno.

 

La cosmiatra Miriam Herrera González, especialista en  estética nos comenta que estamos en una etapa en  la que predomina la belleza no sólo en el aspecto físico sino también el plano  mental y espiritual.   En la actualidad existe un ejército de especialistas; cirujanos plásticos, esteticistas y cosmetólogos con todos sus conocimientos enfocados en lograr  y mantener  la  tan añorada juventud, dispuestos a corregir las huellas que el tiempo, la maternidad, obesidad y de más efectos que a lo largo de nuestra vida se puedan generar.

 

Podemos pensar que la belleza física es sólo una mínima parte de luz que debe irradiarse desde el interior y hace en el  ser una perfecta combinación de sentimientos, pensamientos y acciones emanadas del alma, elementos que nos hace ser integrales.

 

La doctora Miriam Herrera afirma que a través de los ojos  se puede percibir el estado  en que se encuentra una persona, incluso expresar alegría, amor  y demás sentimientos que en ocasiones no se manifiestan oralmente. Al observar una figura armoniosa las vibraciones nos transmiten sensaciones de agrado, de serenidad, de querer estar cerca de aquella persona.  “ El cuerpo  y el espíritu establecen una conexión directa que irradia luminosidad instantánea en nuestro rostro, aquella que crea esa magia personal que atrae; es lo divino en nosotros mismos y marca exactamente en donde reside nuestra verdadera belleza”.

 

“El cuerpo es limitado por el tiempo y por el espacio, nuestro ser interior es una realidad tangible guiada por el amor que debemos atesorar, para  nosotros, y para los demás  como un presente que enmarca la  belleza interna y externa” .

No Comments

Post A Comment